EL CUESTIONARIO

EL CUESTIONARIO

1.- INTRODUCCIÓN

Es una de los instrumentos junto a las encuestas más extendidos dentro de las técnicas de investigación. Hay algunos muy complejos y enrevesados, nosotros nos vamos a centrar en los de diseños más fáciles de elaborar y aplicar. Pueden ser una buena solución a la hora de obtener datos de un gran número de personas.

A la hora de querer saber algo determinado sobre un fenómeno lo más simple es preguntar sobre él, lo normal es utilizar un único instrumento que nos permitas recopilar datos, pero hay que tener en cuenta determinados aspectos que pueden resultar decisivos para conseguir la participación de las personas implicadas.

Vamos a analizar lo siguiente:

  • Cuestiones previas.- Antes de diseñar el instrumento debemos saber:

˚    ¿Cuánto tiempo tiene el investigador/a para diseñar, presentar, codificar, analiza y elaborar el informe?

˚    ¿Qué tipo de población va a responder y que predisposición y/o medios existen a la hora de aplicarlos?

˚    ¿Qué condiciones existen para llevar a cabo todos los procesos precedentes?

                Es necesario ver los pros y contras para evitar problemas en el procedimiento. Además                es aconsejable establecer el análisis y evaluación de las respuestas obtenidas,       consultar con       algún colega.

                Hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

˚    Si el cuestionario es fluido, si tiene lógica.

˚    Si las personas encuestadas comprenden las preguntas.

˚    Si hay idoneidad entre las preguntas y las respuestas.

˚    Si las respuestas permiten conjeturar que discriminan a la población.

˚    Si el proceso puede codificarse ya que los encuestados responden a las directrices esperados.

˚    Si los encuestados/as no describen problemas.

  • Formato del cuestionario.- Normalmente consiste en un cuadernillo en papel en el que se van contestando de manera diversa (señalando casillas, contestando datos…).La presentación, el tipo de letra, el texto puede facilitar o dificultar la comprensión del mismo, por eso debe evitarse: formular una serie de preguntas, escribirlas en el ordenador, fotocopiar los originales…
  • Extensión.- Hay que encontrar un equilibrio en el número de preguntas de manera que no produzcan el efecto de cansancio, o de aburrimiento, y de lugar a preguntas en blanco o incoherentes.

De aquí que antes de entregar el definitivo sea conveniente someterlo a un proceso de análisis y contraste.

  • Contenido.- Se debe de tener en cuenta el nivel de conocimientos, de cultura, de capacidad de lectura, etc. de las personas a quién va dirigido. Tiene que estar bien claro y definido que tipo de información queremos obtener.
  • Fórmulas de comunicación y secuencia.- Debemos mantener una fórmula de cortesía tanto al principio como al final con la persona que va a colaborar, agradeciéndole en todo momento su colaboración y asegurándole el anonimato.

Los datos personales sobre los encuestados pueden ser mínimo, edad, sexo, estudios, opciones políticas…, dependiendo de las posibles relaciones que queramos analizar.

Dentro de los cuestionarios se puede seguir una secuencia según temas o distribuir en ítems. En algunos casos (niños) hay que guiar los temas. Lo que si deben seguir un orden lógico con los temas afines agrupados y que la dificultad sea en orden creciente. Las cuestiones más sencillas deben ir al principio, aunque conviene alternar ítems para no cansar o provocar errores. Como también no inducir a determinadas respuestas.

Hay que crear las preguntas de forma lo más objetiva posible, dejando que la persona responda desde su propia opinión.

  • Tipo de respuestas.- Pueden ser abiertas; donde se pregunta algo y se deja un apartado en blanco para que la persona escriba libremente su opinión, o cerrada; ya determinadas de las que hay que señalar una o varias. Otra posibilidad consiste en indicar que escriban una relación de las mismas numerando por orden de preferencia. Hay que evitar los siguientes errores:

˚    Preguntas ambiguas.

˚    Mala estructuración/secuenciación de las preguntas.

˚    Utilización de juicios, valoraciones u opiniones en las preguntas.

˚    Selección de muestras que no representan a la población.

˚    Número excesivo de ítems.

˚    Diseño del cuestionario sin pruebas de validación piloto.

                Se pueden utilizar gradaciones en el tipo de respuestas, acuerdo/desacuerdo según      escalas tipo Likert. Las opciones pueden variar:

˚    Escala de tres; por ejemplo: acuerdo-indiferente-desacuerdo.

˚    Escalas de más grados; por ejemplo: señale entre 1 a 10.

                Una vez que hemos recogido los cuestionarios hay que analizar las respuestas:

˚    Si hemos optado por cuestiones cerradas es contar las respuestas a determinadas preguntas, calcular los porcentajes y elaborar un informe descriptivo. Es necesario utilizar programas informáticos que puede ir desde una hoja de cálculo hasta un paquete estadístico.

˚    Si son preguntas abiertas hay que explorar las posibles relaciones entre los datos o el análisis de las respuestas. Implica escribir las respuestas, crear categorías, relacionar las opiniones, etc.

                Hay que tener cuidado a la hora de elaborar las preguntas hay que tener en cuenta:

˚    Que hay que tener cuidado con el abuso de las preguntas abiertas si luego no vamos a saber manejar bien la información.

˚    Un cuestionario totalmente cerrado da lugar a que las personas se han visto obligadas a elegir únicamente entre lo que los investigadores/as han decidido.

Resumiendo la elaboración de un cuestionario es un reto difícil que implica:

  • Conjugar el rigor con la facilidad de la lectura e interpretación.
  • Tener en cuenta la extensión para evitar el cansancio.
  • Conjugar el diseño de preguntas cerradas con la libertad de preguntas.
  • Conviene elaborar borradores teniendo en cuenta los ítems que se han utilizado en investigaciones previas.
  • Distribuir previamente el cuestionario en poblaciones similares a las que finalmente se va a aplicar.
  • Consultar con expertos.
  • Discutir la selección y tipo de preguntas y respuestas.
  • Hay que ir refinando el modelo final de cuestionario, eliminando las preguntas que apenas ofrecen respuestas distintas, puesto que no discrimina.
  • Tener presente el final para empezar por el principio, o sea como se van a calcular las respuestas y se va a analizar, en función del equipo de personas, del material y del tiempo disponible.

http://angarmegia.com/metodologia_investigación.htm

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s