CAPÍTULO 2 DEL LIBRO DE MARÍN VIADEL, RICARDO (2003)

RESEÑA DEL ARTÍCULO

El artículo es un estudio sobre el dibujo infantil.

El dibujo es la actividad artística más frecuente que realizan los niños en las escuelas, por ello sus significados y evolución tienen una gran importancia en la educación artística.

                 

Se centra la atención en cinco aspectos:

  • Antes de cumplir los dos años se comienza a dibujar de manera expontánea y natural, y a la mayoría les encanta hacerlo.
  • Los dibujos comienzan a presentar características más claramente distintivas.
  • La mayoría de los dibujos son llamativos por la expontaneidad, frescura, libertad, armonia y claridad.
  • A medida que van creciendo van cambiando y transformando, haciendose cada vez  más elaborados.
  • A partir de los 10 años, el interés por el dibujo, su destreza, su seguridad se va difuminando e incluso desapareciendo.

               

A partir de aquí se han hecho diversos estudios, interpretaciones de los dibujos infantiles a lo largo de la historia, así tenemos las ideas de Vigotsky (1930), Herbert Read e incluso Piaget.

Tenemos que partir de que cada persona tiene su propia forma de dibujar, ahora bien, yo creo que es cierto , que las imágenes y escenas que dibujan los niños expontaneamente, ofrecen rasgos y características que  los distingue de otros grupos.

      

Ciertos rasgos y características hacen inconfundible los dibujos infantiles, como:

  • La utilización de círculos, rectángulos, rectas… para representar una gran diversidad de cosas: rayos del sol, patas de animales, partes del cuerpo humano.

      

  • La utilización de una linea base, donde se apoyan los personajes, solucionando así el problema de la representación del espacio tridimensional.

              

  • Las figuras más importantes para los niños la representan de mayor tamaño.

               

  • La  representación de los elementos en su propio espacio, no suelen realizar ocultamientos o superposiciones, por ejemplo el sombrero no lo situan introducidos en la cabeza sino superpuesto sobre ella.

              

¿Qué dibujan más frecuentemente los niñ@s?

Durante los primeros cuatro años, los niños realizan sobretodo garabatos, trazos y hay numeroso estudios sobre ellos, como el de Rhoda Kellogg; que clasificó hasta 20 garabatos más comunes

        

 Al final de esta etapa, es posible reconocer la figura humana en los dibujos de los niñ@s, despues el sol, las casas, los árboles, las nubes…yo creo que es porque es con lo que se identifican, dada la corta edad que tienen sus experiencias son tambien muy cortas, y ellos plasman lo que viven.

  

Con la edad van cambiando, o evolucionando, a partir de los 6 o 7 años, se distinguen elementos figurativos, y el color representa algún detalle. Juegan con la linea de base y así los elementos ya no parecen estar flotando sino que aparecen de pie o tumbados. 

     

Y es aquí cuando nos planteamos preguntas como ¿es posible ordenar pautas y secuencias en el desarrollo de los dibujos? ¿ los procesos de evolución gráfica son comunes en todos los niñ@s? ¿es posible relacionar las bases de desarrollo del dibujo con el grado de maduración de los niñ@s? ¿en qué medida afecta a los contextos, la familia, la cultura y los propios intereses de los alumnos en la evolución gráfica?… Hay multitud de estudios sobre ello, a partir del siglo XIX y hasta nuestro días, y multitud de clasificaciones.

  • James Sully (1885).
  • Herman Lukens (1896).
  • Geog Kerschenteiner (1905).
  • Rouma (1923).
  • Henri Luquet (1927).
  • Viktor Lowenfeld.
  • W. Ives y H. Gadner (1980).

El dibujo infantil sigue siendo un campo de estudio interdisciplinar, ha merecido la atención de pedagogos, historiadores y críticos de arte, y de representantes de la psicología evolutiva.

En los últimos años del S.XIX comenzaron a aparcer las primeras publicaciones específicas sobre el dibujo infantil.

En la segunda parte del siglo XX se han desarrollado nuevos enfoques y metodologias.

En España, las dos obras de mayor relevancia fueron: Manual de pedagogía del dibujo de Victor Magriera (1917) y la práctica del dibujo en la escuela de primaria de Elisa López Vera, en la que combina el estudio de los dibujos espontáneos con propuestas educativas para la enseñanza del dibujo en la escuela.

Puede establecerse una clasificación, en tres grandes tipos de investigación sobre el dibujo infantil, atendiendo a los objetivos, y dando lugar a diferentes enfoques:

  • Investigación que utiliza el dibujo infantil a fin de estudiar a través de él, a la persona que lo ha realizado. Es muy característico en psicología, psiquiatría, etc. Las conclusiones de esta investigación, es que la capacidad o talento para el dibujo, parece estar poco relacionada con otras capacidades. Como no hay un solo tipo de talento, para el dibujo, cada alumno exige una atención personalizada.

                   

  • El proposito de esta investigación es analizar  sus características y explicar sus rasgos y cuallidades. La mayoria de los dibujos no son representaciones de escenas estáticas, sino que construyen narraciones: batallas, fiestas, juegos… Estudia el dibujo infantil como obra de creación multimedia. Entiende que el dibujo infantil no debe ser entendido como trazos, sino más bien como una verdadera obra multimedia, de la que forman parte gestos, sonidos, expresiones corporales…

                   

  • Investigaciones orientadas a comprender que estrategías de representación son capaces de desarrollar los niñ@s más pequeños, cuando se les propone resolver los problemas de representación gráfica de escenas y objetos.

En los últimos años se está produciendo una revisión importante de las principales teorias, John Maltheus ha intentado probar que los niñ@s pequeños, son capaces de comprender y de representar en sus dibujos las diferencias estructurales básicas de forma, tamaño o proporción de los objetos.

Actualmente los métodos de enseñanza del dibujo en la escuela, presenta por un lado las tendencias creativas y naturales, y confían en el proceso de desarrollo y maduración espontánea, y que propugna una concentración de cada niñ@, y por otro lado, las tendencias que ponen el énfasis en la conexión de los dibujos que hacen los niñños con las obras de arte.

Lowefeld y Freinet consideran que dibujar no es una acción estraña o exterior al niño, sino una actividad que surge y se desarrolla de la misma manera que otros procesos de maduración y desenvolvimiento de la persona. La enseñanza de los dibujos en la escuela, no debe consistir en que los niños adquieran destrezas, sino que más bien motivarlos, incentivarlos para que sepan comprender las características de sus propias obras. La principal tarea de la escuela deberá consistir en lograr un ambiente de trabajo adecuado a la autoexpresión creativa.

Wilson y Al Hurwitz (1987), publicaron un importante estudio de como enseñar a dibujar en la escuela. La principal fuente de estudio para aprender a dibujar son las obras maestras del dibujo. Estudiando las mejores obras de los grandes artistas es posible adaptar, elaborar o profundizar en nuestra propias estratégias gráficas. Parten de las siguientes ideas:

El dibujo debe ser la actividad fundamental de las clases de educación artística. Y Las grandes obras de arte son primordiales para ser capaces de apreciar y comprender su propia obra, y para desarrollar la individualidad, la originalidad, y la capacidad inventiva del alumno.

La propuesta de Wilson y Hurwitz adopta la dirección opuesta al modelo tradiccional de como enseñar a dibujar. A diferencia de la educación tradiccional en la que se enseñaba a base de una serie de ejercicios con los que se trabajaba aisladamente conceptos como espacio, proporción, ellos parten del problema gráfico que el propio alumno se ha planteado en su dibujo.

Despues estudian como han resuelto el problema los grandes artistas en sus obras: observan, debaten, analizan… Una vez comprendida esta diversidad tienen que realizar su propio dibujo, aplicando las ideas gráficas que han aprendido a partir de la obra de arte que ha estudiado.

       

Lo que pretenden es que el alumnado siga dibujando, lo que le gusta, lo que le interesa y motiva y que lo haga según su edad y nivel de desarrollo, lo que significa que algunos de los raasgos típicos del dibujo infantil se pierden o desaparecen. De aquí que este modelo de enseñanza de aprendizaje de dibujo plantee el dilema entre “arte infantil” frente a “aprender a dibujar”.. pero, como dicen Wilson y Hurwitz, los niñ@s no lo van a seguir siendo para siempre, por lo que la labor de los educadores no debe quedarse en proveerles del conocimiento sobre el dibujo y las habilidades gráficas, sino que a través de la recreacción del dibujo deben de transmitirles los mensajes de las obras de arte importantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s